Como cierre de su exitosa Competencia Regional de Equipos, el 22 de septiembre EXC organizó una reunión con los máximos directivos de importantes empresas argentinas con el objetivo de “escuchar la voz del cliente” en tema logísticos y metodológicos de la Competencia. Pero también usamos las oportunidad para discutir el estado del arte de los desafíos en la gestión de las organizaciones e intercambiamos opiniones para apalancar su competitividad.y poder trabajar juntos en el desarrollo de sus talentos.

La competencia de equipos tuvo el pasado 26 de agosto su octava edición anual. El evento se desarrolló en el Sheraton y contó con 12 equipos de distintas empresas y organizaciones que compitieron para mostrar y festejar las mejores prácticas y casos de trabajo en equipo.

Participaron de la reunión responsables de Telefónica, Telefé, Estrada, Arcor, DT Logística, YPF, 3M, Culligan, Fiat y Ternium entre otros. Los principales ejes de la reunión fueron:

  • Cómo desarrollar una cultura de mejora de procesos en la empresa
  • Cómo mejorar el propio programa de la competencia de equipos

En esta primera nota te contamos acerca del primer tópico, como gestionar el cambio, desarrollando los sistemas y herramientas para la mejora de la gestión de la empresa.

Cómo implementar una metodología de mejora

Implementar nuevos sistemas de gestión no es fácil. Todas las compañías inicialmente tienen miedos: porque son pequeñas creen que no tiene suficientes recursos, o porque son muy grandes creen que no pueden implementar un modelo que aplique a todos los empleados. En este sentido los expertos estuvieron de acuerdo que cada empresa debe encontrar el modelo que mejor se adapte a su empresa y ajustarlo según sus necesidades.
Luciana Barrera, Chief Information Technology Officer de Telefónica comentó que “No hay un solo modelo de calidad. Como empresa industrial, Arcor tiene un Modelo de calidad muy distinto al de Telefónica y aún así por ese modelo me saco el sombrero. Muchos de ustedes  tratan de copiar modelos de otras empresas y creo que esto es un error. No está mal el benchmarking,  pero cada empresa tiene que ser la mejor en su sistema y según sus circunstancias. Cada uno hace proyectos  de manera distinta,  las culturas son distintas, la forma de hacer las cosas es distinta.”

La conclusión es que en líneas generales existen dos opciones para generar mejoras en una organización, ambas válidas:

  • Gestionar por modelos (PNC, Lean u otros sistemas integrados de gestión), que tienen largos plazos de cumplimiento fruto de la necesidad de implementar herramientas y enfrentar a los grandes desafíos de cambiar la cultura
  • Gestionar por proyectos, desarrollando la cultura a partir de equipos chicos que apuntan a resultados puntuales con alto ROI (para confirmar a la dirección de los beneficios tangibles y mensurables de una iniciativa como esta).

Santiago Murtagh, gerente general de Culligan y Presidente de EXC expresó “Para tener un sistema de gestión integrado se requiere de mucha disciplina, reglas de negocio y alineamiento organizacional. Pero si no tenemos el tiempo o el nivel de consenso interno, antes de pensar en tener un manual de la calidad o una gestión por procesos, se puede empezar con equipos de trabajo que con formato guerrilla pueden trabajar sobre desafíos a problemas de gestión que hayan sido definidos por su alto retorno sobre la inversión. Con ello matamos dos pájaros de un tiro: mejoramos la gestión con impacto en resultados y formamos futuros mesías e impulsores del cambio que conozcan  las herramientas.” Luciana Barrera por su lado agregó “Es más importante que avancen en sus proyectos, no tengan  miedo. Tomen herramientas  y pongan los en su propio sistema.”

Gastón Hiriburu comentó que en Direct TV también gestionan por proyectos liderados por su área de “Business Excellence”, y buscan con el tiempo desarrollar un modelo de gestión integral de la calidad.

¿Se necesita inversión para mejorar la competitividad?

Si bien la mayoría de las empresas no tienen el conocimiento necesario in-house y requieren contratar expertos en gestión para trabajar en mejorar sus procesos, la inversión en general no es muy grande. Lo que más se requiere es tiempo de los empleados. Y como este tiempo puede ser percibido como competencia de sus responsabilidades habituales (no lo es), para avanzar en esta línea es necesario el compromiso de la dirección. El primer paso para lograr ese compromiso es obtener resultados tangibles de los proyectos y de las mejoras.

Juan Waehner comentó que cuando Telefónica inició su proceso de mejora el primer foco fue trabajar en bajar los costos de la no calidad. “Bajamos unos costos enormes, tuvimos los mejores resultados de la historia de Telefé. El éxito depende mucho de los líderes, deben confiar, estar convencidos de las mejoras”

Proyectos grandes vs pequeños

Si bien algunas compañías como Telefónica desarrollan grandes proyectos con una alta rentabilidad, debido a su tamaño y tipo de operación, muchas de las herramientas de mejora (incluso el modelo de la competencia de equipos) también son aplicables a proyectos más sencillos.

Barrera comentó en este sentido “En Telefónica también tenemos proyectos TRP, es decir, de resolución de problemas, que no requieren tanto análisis y son más simples de implementar.”

En Telefé hace dos años están gestionando por proyectos. Si bien no se han presentado todavía a la competencia de Equipos están ansiosos por hacerlo.

¿En qué estado están las PYMES?

La empresa Paolini de 105 empleados, si bien no presentó un equipo en la competencia, compró 5 entradas y las repartió entre sus socios estratégicos para aprender juntos y hacer benchmarking. Un buen primer comienzo.

La PyME que sí participó fue DT Logística. Ubicada en Pacheco, con tan solo 100 empleados se presentó en 2012 y en 2015, ganando este último año el premio PyME. Según Jorge Busato, gerente general “Venir a la competencia es venir a aprender. Aún sin los recursos ni la estructura de las grandes empresas, ya presentamos dos proyectos, uno por cada sector, el año que viene queremos presentar un proyecto que cruce toda la compañía”.

Jorge continúa “Hacer proyectos de mejora provocó un cambio muy importante, es increíble las ganas de la gente de participar. Hoy por ejemplo un operario está llevando un tablero de control que surgió de uno de los proyectos.”

La diferencia más grande entre las PyMEs y las grandes empresas es la falta de tiempo. Generalmente los empleados son multitasking y no disponen de tiempo libre. ¿Cómo sacarles tiempo a los empleados para esto? Jorge recomendó “Atarlo a KPI’s (indicadores de resultados claves) para mostrar a los accionistas que da rentabilidad. La gente cuando está entusiasmada se busca el tiempo, trabajaron muchos a contraturno, se quedaban después de hora, aún los de convenio”.

Otro gap importante entre PyME y multinacional es la falta de recursos de capacitación, sobre todo en el interior. Para abordar esta problemática, EXC se comprometió a explorar la posibilidad de enviar consultores al interior o utilizar medios de capacitación on-line. Lo interesante fue la reacción de varios de los miembros más conspicuos de la reunión: a una sugerencia de Alessandro Almeida, director de calidad de Fiat Chrysler, otras empresas de similar envergadura se ofrecieron a dar capacitaciones y apoyos básicos (PDCA, por ejemplo) a grupos de empresas que no tengan suficiente respaldo o desarrollo.  

No te pierdas la próxima nota sobre cómo mejorará la competencia de Equipos para el año 2016. Está todo por hacer, ¡ya no hay excusas! ¿Cuándo vas a empezar a mejorar la competitividad de tu empresa?

Luciana Paulise
Directora de Biztorming Training & Consulting
luciana@biztorming.com.ar

Notas Relacionadas