En una empresa pregunté a los gerentes qué era para ellos el trabajo en equipo. Pensaron, sorprendidos por la pregunta, hasta que uno contestó “que todos hagan lo mejor posible”.

Y pensé en el ejemplo de la selección Argentina. ¿Acaso fue suficiente que nuestra selección estuviera conformada por talentosísimos jugadores como Messi, Agüero, Pastore, Mascherano, Tevez y que cada uno hiciera lo mejor posible? Leyendo algunos comentaristas de fútbol hablar del tema, varios de ellos mencionaron que la Selección albiceleste funcionaba como un grupo de estrellas, y no como un equipo estrella. En esta nota te cuento los ingredientes esenciales para lograr trabajar en equipo.

Que las partes individualmente funciones bien, no significa que automáticamente trabajen bien juntas, como un equipo. Como en un auto, cada parte debe seleccionarse cuidadosamente para que encastre con el resto. En situaciones comunes esta pequeña diferencia puede no observarse, pero en situaciones de alto stress como una final, la falta de equipo puede generar un alto impacto y dar vuelta el resultado esperado. Y lo mismo ocurre en las empresas. Sobre todo en las PYMES, donde hay menos recursos y la tensión es constante (por la cercanía de todos los empleados tanto del dueño como del cliente) se observan los grandes problemas que hay por no tener un equipo de gente bien conformado.

Tres temas claves pueden ayudar a analizar y componer el equipo de tu PYME: El respeto, la comunicación y la continuidad en el tiempo.

Respeto:

Las características personales deben ser las mejores, pero también deben respetarse las complementariedades y diferencias entre los distintos miembros.
En el partido con Paraguay por ejemplo, el seleccionado metió 6 goles, de los cuales ninguno fue metido por Messi, pero sí participó en muchas de las jugadas, demostrando que eran capaces de tener resultados extraordinarios trabajando en equipo, pero no pudo verse lo mismo en los demás partidos. Todos esperábamos un milagro Messiánico. En el partido ganado por penales a Colombia por ejemplo, el puesto del arquero resultó sumamente importante en la definición final. Todos los roles de los miembros deben considerarse como fundamentales, es decir, respetarse, para llegar a tener un verdadero trabajo en equipo.

En una PYME, suele pasar que operaciones, para obtener más rápido la materia prima necesaria y terminar antes el trabajo, no cumpla con todos los requerimientos administrativos. Se trasladan así las demoras y errores a los demás departamentos (incluso al cliente) y se genera malestar en el equipo de trabajo, sólo por no respetar los procedimientos.

Comunicación:

En el fútbol, la comunicación de los jugadores entre sí y con el entrenador es fundamental: comunicar las posiciones a cada jugador, comunicar al entrenador cuando alguno de los integrantes está o no en condiciones de jugar, decir quién tiene que hacer los penales, o quién quiere hacerlos, motivar a los jugadores en el entretiempo para sacar lo mejor de ellos. La falta de comunicación en la cancha lleva a errores en los pases o a jugadas individuales improductivas.

Los equipos deben tener objetivos y todos deben contribuir para lograrlos, para lo cual todos deben tener acceso a la misma cantidad de información, en lugar de que cada uno trabaje de forma separada tratando de hacer sólo lo suyo lo mejor posible. ¿Qué se debe comunicar en una PYME? TODO. Las tareas de los puestos de trabajo, las expectativas y objetivos, los resultados obtenidos, los desvíos a lo esperado, las ideas, los errores, las sugerencias; puede ser por escrito u oralmente, por medios digitales o tradicionales, pero debe comunicarse lo más posible, de los empleados a la dirección, de la dirección hacia los empleados y hacia todas las partes interesadas.

Continuidad:

La principal diferencia entre Chile y Argentina, más allá de la experiencia y talento individual de los jugadores, es que el entrenador Sampaoli tenía más tiempo con la selección, y que la mayoría de los jugadores tenía experiencia jugando juntos tanto para partidos nacionales entre clubes como internacionales por la selección. El trabajo en equipo sólo se logra dedicándole con tiempo, ganas y con mucha práctica, no se puede forzar o apurar.

En una empresa que se valore el trabajo en equipo los empleados no deben buscar competir, sobresalir o culpar al otro (muchas veces generado por comisiones y premios individuales), sino deben identificar los problemas cuanto antes, comunicarlos y encontrar soluciones en conjunto.

En conclusión, para que las individualidades produzcan los resultados deseados trabajando en equipo, el respeto, la comunicación y la continuidad son esenciales. Un equipo bien formado logra ampliamente mejores resultados que los individuos por separado.

¿Cómo está tu equipo respecto a estas tres claves? ¡¡Éxitos para seguir mejorando!!

Luciana Paulise

Notas relacionadas