La comunidad se encuentra trabajando en un modelo que aporte una visión superadora del simple enfoque tradicional basado en cumplimiento normativo y evaluación de riesgos, una evolución, centrada en la formación de una cultura sustentable con proyección hacia el futuro.

Involucra a una estrategia para gestionar reguladores culturales, definir y desarrollar valores organizacionales e individuales sustentables. Buscan cristalizar una guía para incorporar herramientas acordes a la dinámica de las primeras décadas del siglo XXI, posibilitando la integración de la gestión sustentable al desarrollo cotidiano de las actividades de las personas y las empresas. A su vez, se busca lograr el reconocimiento de que la gestión de seguridad y salud de las personas, trascienda los estándares actuales.